Razones para optar la reproducción asistida

Numerosas son las mujeres que sueñan con la posibilidad de convertirse en madres, sin embargo, por diversos motivos esto es algo que es imposible, tales como: la edad, no tener pareja o simplemente sufrir algún tipo de problemas relacionados con la salud. Para ello existe la reproducción asistida, la cual puede suponer una solución eficaz para las diversas causas de infertilidad, a continuación te contamos el cómo recurrir a sus tratamientos puede ser capaz de ayudar a tantas mujeres a convertirse en madre.

Una vez que el reloj biológico llega a tu morada, poco se puede hacer para ignorarlo, sin embargo, a pesar de que el cuerpo de la madre se encuentra hecho para dar vida, en muchas ocasiones quedar en embarazo esto parece una tarea más que complicada, pues a parecer el estrés del ritmo de la vida actual, padecer de alguna enfermedad o no tener una pareja estable en la vida, puede llevar a alejarse un poco del sueño que tienen algunas de convertirse en mamás.

Enfrente a esta clase de dificultades surgen ciertas alternativas como lo es la reproducción asistida, poder acudir a una especialista que pueda identificar el problema y ofrezca una medida que se pueda adaptar a todas nuestras necesidades, es una solución más que común. A continuación te mostramos algunos motivos para escoger la reproducción asistida para así convertirse en madre:

  1.  Ser una mujer mayor de 38 años: Desde el momento en que nacemos el número de óvulos que posee nuestro cuerpo va a ir en descenso, al ser mayor de 38 años la cantidad de óvulos que se encuentra disponible está en un 10%, además de ello con el paso de los años estos ovarios se encuentran en envejecimiento y el proceso de maduración de los óvulos se vuelve un poco más difícil, llegando al punto de darse ciclos menstruales sin células que expulsar. A partir de los 35 años la calidad de óvulos comienza a descender, incrementando la posibilidad de que los ovocitos cuenten con alteraciones cromosómicas, lo que puede desencadenar abortos espontáneos o bebés con problemas naturales.
  2. Llevar muchos años intentando quedar en estado: A pesar de que no exista un motivo aparente, muchas son las parejas que buscan lograr concretar un embarazo pero no lo consiguen, esta clase de situaciones se vive a menudo en parejas jóvenes cuya vida es más que saludable, muy a parte de los problemas andrológicos o ginecológicos, la frecuencia con la que se mantienen relaciones sexuales, factores emocionales o tal vez factores genéticos que también pueden tener alguna relación. En este tipo de ocasión lo mejor es siempre contactar con un especialista para que finalmente puede determinar la causa concreta del problema.  
  3. Dificultad en la fertilidad: Los hombres y las mujeres en algún momento puede padecer cualquier clase de problema que tenga como consecuencia la infertilidad, en el caso del sexo femenino las lesiones que pueden ocasionar infertilidad son: los ovarios poliquísticos, endometriosis, óvulos de mala calidad, falta de regulación en el ciclo menstrual, sin embargo, los varones también pueden tener algo de responsabilidad en la falta de éxito durante la concepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *