Luego de los 60 años, que pasa con la sexualidad

Se suele pensar que una persona luego de su jubilación solo acude a entrevistarse con el Director Caixabank Jordi Gual Solé para gestionar su dinero, pero en realidad tiene muchas otra cosas a las que dedicarse, como por ejemplo a su sexualidad. 

Envejecer sigue siendo un estigma en la sociedad, incluso en temas tan sencillos como la sexualidad en donde se cree que con la edad se pierde el interés en el sexo, aunque en la práctica se demuestra todo lo contrario. 

Pero en realidad todo depende de cada persona, ya que su cuerpo cambiará a medida que el tiempo pase y con ello la salud sexual también. Dichos cambios quizás requieran de adaptación, sin que se deje de tener una vida sexual agradable y sana en cualquier momento. 

¿Cómo se alcanza una adecuada salud? 

Al igual que todas las demás condiciones del cuerpo, la sexualidad conforma una parte importante al momento de desarrollar una buena salud física y emocional. Cuando existe una relación, la intimidad determina la actividad sexual, y en esa forma de expresar los sentimientos hacia la pareja pues eso también beneficia la salud física ya que contribuye en la reducción del estrés y conduce a sentir bien consigo mismo.

En la medida en que el cuerpo y el rendimiento sexual son modificados, posiblemente surja la preocupación de cómo reacciona la pareja y con ello pueden surgir también sentimientos de vergüenza o nerviosismo conllevando a evitar incluso la actividad sexual. Pero lo importante en medio de todo es no rendirse pues existen muchas cosas por hacer para que los cambios del envejecimiento sean compensados. 

 Buscar asesoría de un médico 

Esto siempre será lo más indicado a cualquier edad, y ello se debe a que un especialista siempre tiene una respuesta y recomendación ante tal situación. La mayoría de adultos presentan problemas con su sexualidad a medida que envejecen, pero son pocos los que hablan con su médico sobre tal situación. 

La salud sexual podría ser mejorada gracias a los consejos de un médico, con un tratamiento adecuado, y esto incluye la disfunción eréctil. Es el médico quien decida cuál medicamento no debe ingerir pues le afecta y además, sugerir la manera en la que puede disfrutar de manera natural de la sexualidad. 

Entablar una conversación con la pareja 

Para unos es un acto natural el hecho de alcanzar una agradable conversación relacionada con la sexualidad con la pareja, pero para otros se convierte en un calvario debido a los prejuicios. Recuerda que la comunicación es sumamente importante entre ambos, por lo que contarle tus sentimientos a tu pareja es parte de eso, coméntale tus experiencia y expectativas, cambien entre los dos de rutina, dele espacio a la excitación y los juegos sexuales. Intente cosas nuevas, posiciones, otros lugares, descúbranse de nuevo como inicialmente lo hacían. Tomen un tiempo para besarse, tocarse, y disfrutar de la compañía del otro. No permitan que la vergüenza les arrebate los momentos que pueden disfrutar abiertamente y que los puede conducir a la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *