La sexualidad también pertenece a las mujeres

La sexualidad va más allá de esos cuentos que de pequeños escuchábamos quizás en alguna casa de colonias o en la escuela. La sexualidad abarca todos nuestros comportamientos, el día a día, como nos relacionamos con otros, e incluso nuestros gustos y preferencias en cualquier ámbito. En el transcurso de nuestras vidas ello puede convertirse en tabú, y sobretodo si eres mujer. Por esta razón, el siguiente artículo muestra de una manera sencilla algunos puntos que podrían de ser importante para nosotras.  

Las mujeres y la disfunción sexual

Ello es una situación que podría surgir en cualquier momento de nuestras vidas y de lo que no estamos exentas. El término disfunción suele sonar aterrador, pero hace referencia a algún tipo de problema relacionado con el sexo y por el cual nos preocupamos. Existe una gran lista de situaciones que podrían conducir a una mujer a no encontrar algún tipo de disfrute ante las relaciones sexuales, de las cuales se pueden mencionar: dificultad para lograr excitarse, bajo deseo sexual, encuentros sexuales dolorosos e incómodos, y carencia de orgasmos o climax sexual. 

El origen de estas situaciones puede encontrarse en algún aspecto psicológico que no se encuentra funcionando correctamente como por ejemplo el estrés causado por el exceso de trabajo o estudio, problemas maritales, depresión, preocupaciones, relaciones tóxicas, ansiedad; o quizás su causa sea física como por ejemplo problemas hormonales, diabetes, trastornos nerviosos, insuficiencia cardíaca, pero también las drogas podrían tener su cuota en ello afectando la función y el deseo sexual.  También podría resultar que una mujer ha vivido algún trauma sexual en el pasado y eso aun la afecta. 

También suele suceder que estos problemas se presenten de forma esporádica durante un breve tiempo con lo cual genera ansiedad cuando se está con la pareja, para lo cual es recomendable acudir a algún especialista. 

¿Cómo saber si tenemos un problemas sexual?

Si cualquiera de estos factores te tienen contrariada, posiblemente haya una disfunción: 

1.- No puede alcanzar un estado de excitación, o bien no puede mantenerse excitada mientras dura el acto sexual aun cuando lo quiere. 

2.-  El deseo de tener relaciones sexuales casi nunca o nunca se presenta.

3.-  Evita el contacto sexual a toda costa con su pareja. 

4.- Tras cada relación sexual se experimenta algún tipo de dolor.

5.- No se puede lograr un orgasmo.

Problemas sexuales y sus causas comunes 

  • La menopausia y la perimenopausia son quizás unas de las primeras causantes de los problemas sexuales en las mujeres y ello se debe a que el nivel de estrógeno decae causando en gran medida el adelgazamiento de la piel que recubre la vagina y la conocida resequedad. 
  • Con la edad, el impulso sexual de los primeros años va decayendo y ello suele ser normal, los problemas surgen cuando la pareja sexual desea tener múltiples encuentros y el otro no. 
  • Medicamentos: algunos medicamentos que son indicados para la presión arterial, la depresión o para la quimioterapia podrían disminuir el deseo sexual, o bien, dificultar el alcance de un orgasmo.
  • Algunas enfermedades pueden causar ciertos problemas con el sexo. entre ellos padecimientos como la artritis, el cáncer, las enfermedades vesicales o intestinales, y los dolores de cabeza pueden causar problemas sexuales.
  • Depresión, estrés, ansiedad, abuso sexual, problema con las relaciones de pareja, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *