Hábitos ideales para conservar la salud sexual femenina

La zona sexual femenina posee un equilibrio determinado que debe ser respetado a la perfección para garantizar su excelente funcionamiento, los genitales externos femeninos deben ser identificadas como áreas sensibles, que luego de tener contacto con el exterior pueden verse expuestas a bacterias y virus capaces de crear inconvenientes importantes en la salud, estas áreas se encuentran vascularizadas lo que supone que es un área llena de poros y glándulas productoras de grasa o sudor, las cuales son sustancias que son más que necesarias para poder mantener el pH ideal de la piel.

Todos los procesos que se llevan a cabo en la superficie vaginal ayudan al desarrollo correcto de la microflora, esto es un conjunto de bacterias que tienen una composición específica para cada mujer, quienes tienen una colaboración importante dentro de la salud reproductiva femenina, por ello es más que fundamental que se encuentren protegidas de todo aquello que lo perturbe, el pH ácido característico de estas zonas deben estar muy bien regulado porque una vez que se altera puede provocar la aparición de diversas molestias como enrojecimiento, picazón, infecciones e irritaciones, es normal que tener esta clase de síntomas en la zona íntima puede dejar a mujeres suficientemente mortificadas para pedir ayuda, situación que siempre tiene una respuesta única: mantener el cuidado vaginal habitual.

“Una vagina realmente saludables es aquella que no tiene picazón, síntomas u olor”- comenta el ginecólogo Ahmed Ismail, trabajador de Queensway en el área de Ginecología en Londres, “Es importante que las mujeres realicen chequeos regulares para así asegurarse que sus aparatos reproductivos se encuentren en un buen estado, sin importar que se encuentren activas sexualmente o no”- comentó el profesional Ismail. En vista de ello es importante que las mujeres tomen ciertas precauciones para protegerse de las infecciones, tales como:

  1. Utilizar siempre toallas propias dentro de lugares públicos: Al tomar baños en jacuzzis, spas, saunas o utilizar baños públicos en cualquier establecimiento en general, lo ideal es utilizar toallas personales para así evitar la contracción de infecciones como vaginosis bacteriana o candidiasis.
  2. Jamás utilizar antibacterial para tu limpiado vaginal acostumbrado: Antes de cambiar de ropa interior lo ideal es higienizar la vagina con agua abundante y secar de forma correcta, no se pueden utilizar jabones antibacteriales para este proceso ya que estos productos eliminan toda clase de flora bacteriana, tanto dañinas como protectores, una vez que esto sucede es alterado el delicado equilibrio del pH generando infecciones y olores desagradables.
  3. Limpiar de forma correcta los juguetes sexuales: El sexo es una condición que siempre está presente en la vida de una dama, bien sea en compañía o con masturbación. Si utilizas implementos que te ayudan a llegar al placer es importante asegurarse que se encuentren libres de gérmenes, para ello los puedes lavar con agua caliente y jabón, así evitas posibles infecciones o crecimiento bacteriano.
  4. Ten mucho cuidado con el sexo anal: Es importante que luego del sexo anal la pareja no mantenga coito vaginal, si esto es practicado se pueden vivir problemas médicos graves gracias a importantes infecciones vaginales, que pueden ser el punto de partida para una cistitis, endometritis, infección, dolor y adherencia pélvica hasta alcanzar problemas de fertilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *