¿Cómo influye el cannabis al sexo?

El cannabis (marihuana) tiene una reputación un tanto mixta cuando se trata de sexo. Es posible que se haya escuchado que es un afrodisíaco tradicional desde el momento que se recolectan sus semillas feminizadas, con poderes casi míticos para aumentar la libido. O tal vez has escuchado que puede reducir el conteo de espermatozoides. ¿Realmente sucede ello? Probablemente el tema resulte un tanto más profundo que cualquiera de esos supuestos. Es por ello que hemos recopilado todo lo que se sabe y quizás no, acerca de cómo el cannabis influye el sexo.

Sin embargo, hay una gran advertencia: gracias al sistema de prohibición que ha dominado la política de drogas en los Estados Unidos durante las últimas décadas, un sistema que ha tenido y sigue teniendo un impacto desproporcionadamente grande en las comunidades de color, simplemente no existe la suficiente investigación para continuar.

Otra acotación bastante importante es la relacionada con la excitación sexual y su funcionamiento pues son lo suficientemente profundas, por lo que el análisis de los efectos sexuales de cualquier sustancia, inevitablemente contendrá mucha información relevante. “Gran parte de la comprensión que necesita entrar en una discusión sobre el cannabis y la sexualidad tiene menos que ver con el cannabis y más con la sexualidad”, dijo un experto en cannabis medicinal.

Cuando los investigadores examinan el disfrute sexual, pueden tener en cuenta diferentes aspectos del mismo, incluidos los factores biológicos, sociales y psicológicos que pueden desempeñar un papel en la atracción, la excitación, el orgasmo y la satisfacción en general, dice el Dr. Tishler. Pero incluso si se tienen en cuenta todas estos parámetros, el buen sexo tiene como base diversos puntos de vista para diferentes personas, e incluso características diferentes para la misma persona, y ello varía según el día. Por lo tanto, resulta un poco difícil de estudiar, pero es de gran importancia al momento de interpretar los resultados.

Resultados de la investigación limitada sobre el cannabis y el sexo

La mayor parte de lo que sabemos sobre el cannabis y el sexo proviene de encuestas autoinformadas. En ellas se refleja que el cannabis se emplea para los problemas de ansiedad y también con el dolor, por lo que se puede deducir que la planta también pueda mejorar el sexo indirectamente para algunos al momento de atacar esos otros problemas. Pero la investigación que vincula directamente al cannabis con el disfrute sexual aún le resta mucho camino. 

Debido a que el cannabis es una droga de horario en los EE. UU. (Lo que significa que el gobierno federal decidió que tiene un alto potencial de abuso y un bajo potencial de beneficio médico), no resulta tan sencillo su estudio incluso en un entorno controlado. Por ejemplo, una de las barreras es que aún no se ha podido despejar exactamente a los participantes para medir la manera en cómo cambian sus hábitos sexuales. (O al menos la mayoría de los investigadores con sede en los EE. UU. Aún se encuentran trabajando en ello debido a que requiere un tipo específico de licencia de drogas para usar los compuestos reales, y ello históricamente resulta una situación un tanto complicada. 

Para mermar tal situación, los investigadores a menudo han utilizado encuestas autoinformadas, en las que se pregunta a los participantes sobre su consumo de drogas y sus experiencias sexuales, para tener una idea de lo que está sucediendo aún cuando son diversos los inconvenientes que se encuentran en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *